Tras 8 meses de mantenerse fuera de circulación, este miércoles se realizó una exposición en Cintermex

Luego de 8 meses de clausura, este miércoles se reactivó la industria de reuniones en Monterrey con la celebración de un evento en Cintermex.

La Expo Cuidate, Reactívate y Avanza (CREA) se llevó a cabo con un aforo limitado y poniendo a prueba los protocolos de seguridad y salud correspondientes y que deberán estarse aplicando en eventos futuros dentro de este y otros recintos.

Los organizadores de este encuentro destacaron que la expo representa el parteaguas que "ilumina el camino para todos los que integran el mundo de los eventos de negocios tanto para aquellos que los organizan y producen como para todo el público que hace uso de ellas" puesto que durante su visita pudieron observar y aprender sobre el cómo implementar las nuevas tecnologías, protocolos y alternativas de trabajo al momento de efectuar la reapertura oficial y responsables de sus eventos.

En el arranque de CREA estuvieron presentes, Arturo Sierra presidente de COMETUR, Celia Navarrete presidenta de AMPROFEC a nivel nacional, Julio Valdez presidente de AMPROFEC Norte, Jesús Almaguer de ANPEEC, David Manllo director de la OCV en Monterrey, y otros líderes de cámaras locales.

La exposición contó con 50 empresas de diversas industrias quienes pudieron ofrecer sus productos y servicios de manera habitual (siguiendo la normatividad exigida por las autoridades de salud) pero de una forma muy semejante a la que se llevaban a cabo las exposiciones antes de la pandemia.

Cabe recordar que la industria de reuniones estuvo más de cinco meses cerrada y que actualmente, las autoridades de salud sólo permiten 30% de aforo.

Proyecciones

Por las afectaciones del Covid-19, la industria de reuniones prevé una caída para el segundo semestre de 109,000 eventos, “vamos a tener caída de 12 millones de asistentes y de cuartos de noche, la pérdida económica va a ser de 10,000 millones de dólares para cierre del año y se van a perder 408,000 empleos este año”.

"La industria de reuniones aportaba 1.6% del Producto Interno Bruto (PIB), equivalente a toda una economía como la de Quintana Roo, fíjense 1 millón de puestos de trabajo se ocuparon en el 2019, hoy desafortunadamente hay una pérdida de más de 400,000 empleos, que no se podrá superar en cuatro años”, destacó.

En tanto, el sector de reuniones trabaja en conjunto con otras asociaciones sobre manuales y lineamientos en materia de bio riesgos, buenas prácticas en otros países y recomendaciones para toda la cadena de suministro.

Fuente: EL ECONOMISTA